Follow by Email

domingo, 19 de febrero de 2017

NINGUNA ALARMA


Frotarse los ojos, el tabaquismo y el mal uso de las lentes de contacto pueden comprometer la salud ocular y visual
Hay una estrecha relación entre el frotamiento ocular y el queratocono.
Especialistas del Instituto de Microcirugía Ocular (IMO) advierten sobre los riesgos para la visión que puede conllevar frotarse los ojos, el tabaquismo y el mal uso de las lentillas, que pueden llegar a producir alteraciones en la superficie ocular y de esta forma, comprometer la salud ocular y visual.


En el caso de pacientes con cierta predisposición genética a padecer irregularidades y malformaciones patológicas en la superficie corneal, conocidas como ectasias, el hábito de frotarse los ojos puede generar micro-traumatismos que dañan progresivamente la superficie de este tejido y que se caracterizan por un adelgazamiento crónico de la córnea, así como por la modificación de su curvatura natural.
"Al frotar en exceso la córnea ejercemos una presión que hace que se deforme progresivamente, dando lugar a un cambio en su forma y curvatura"; aún no se ha establecido la frecuencia exacta con la que frotarse los ojos podría ser perjudicial, pero que está claro que hacerlo a diario "pone al paciente en zona de riesgo".
Aproximadamente 1 de cada 2.500 habitantes del mundo padecen queratocono, una patología congénita que produce un adelgazamiento progresivo de la zona central de la córnea, y uno de cada 500 habitantes posee una predisposición genética a desarrollar la enfermedad siendo el frotamiento habitual de los ojos el primer factor de riesgo que puede desencadenarlo. De hecho, algunos estudios sitúan en un 45% el porcentaje de casos de queratocono asociados a frotamiento ocular.


"Hay una estrecha relación entre este hábito y el queratocono, ya sea como desencadenante del mismo o como factor que lo agrava". El especialista también ha destacado la importancia de tener sumo cuidado a la hora de frotarse el ojo, especialmente en el caso de los pacientes con queratocono, una patología que, "es la principal causa de trasplante de córnea en pacientes jóvenes, pese a que si se diagnostica a tiempo puede ser tratado satisfactoriamente con la técnica conocida como 'Crosslinking corneal'".
Otros factores como el ojo seco o el uso continuado de pantallas de ordenador y dispositivos móviles puede dar lugar a esta alteración, "lo más común es parpadear entre 14 y 18 veces por minuto, pero las personas que trabajan frente a una pantalla, pueden llegar a reducir mucho esta frecuencia, lo que provoca que la superficie del ojo esté mal lubricada", ha apuntado el Dr. Daniel Elies del Departamento de Córnea, Catarata y Cirugía Refractiva de IMO, quien ha recomendado el uso de lágrimas artificiales sin conservantes para evitar la sequedad ocular.
El tabaquismo es otro factor de riesgo de padecer ojo seco, ya que este hábito produce una vasoconstricción o estrechamiento de los vasos sanguíneos, que puede dar lugar a una falta de lubricación de la superficie del ojo y a la consiguiente irritación ocular aunque también existen factores ambientales que pueden producirlo, por ello los especialistas de IMO han recordado que el ojo seco puede deberse a diversas causas y factores que hacen imprescindible un tratamiento personalizado para cada caso.


El mal uso de las lentes de contacto o no seguir los cuidados de higiene necesarios también supone un factor de riesgo por lo que, "en IMO recomendamos que estos pacientes realicen revisiones con el oftalmólogo una vez al año, además de con el óptico optometrista, ya que tienen más posibilidades de padecer una queratitis infecciosa, una infección corneal causada por una bacteria, virus u hongo que debe tratarse inmediatamente para evitar una pérdida de visión", ha explicado la oftalmóloga de IMO especializada en ojo seco y patologías de la superficie ocular, Mercé Morral.
Es imprescindible tener una higiene palpebral adecuada, lavando los párpados con jabón neutro o con toallitas palpebrales y, ante cualquier molestia, se recomienda acudir al oftalmólogo para que pueda determinar la causa y recomendar el tratamiento más adecuado.


Si bien es verdad todo lo comentado, el frotamiento de los ojos no está muy claro, y no debe sembrar ninguna alarma. Respecto al tabaquismo y el mal uso de las lentes de contacto, es muy evidente lo que repercute en los ojos.


OFTALMOLOGO ESTEPONA

viernes, 17 de febrero de 2017

ojos y el FRIO



El frío afecta a la salud visual. Hay que protegerse del frío al igual que lo hacemos del sol en verano.
Expertos reunidos en el XLIX Congreso de la Sociedad Andaluza de Oftalmología (SAO) han alertado de que el frío también puede afectar a la salud visual, por lo que han subrayado la necesidad de usar también gafas durante el invierno.


"La superficie ocular se altera con cualquier alteración del medioambiente, como pueden ser la contaminación, y, por supuesto, el frío. Hay que protegerse del frío al igual que lo hacemos del sol en verano: siempre usando gafas de sol e hidratando el ojo con lágrima artificial", ha comentado el oftalmólogo y presidente de la SAO, Ignacio Vinuesa.
Así, una de las dolencias más típicas de las temporadas de frío es la llamada conjuntivitis actínica, que no es más que un tipo de conjuntivitis provocada por los rayos ultravioletas y que puede provocar un cuadro de dolor ocular, así como la sensación de tener arena o cuerpos extraños en el interior de los ojos.


En este sentido, el experto ha advertido de que la luz de invierno puede llegar a ser tan potente que altera la superficie y, también, la retina. Además, otra de las patologías que provoca durante esta época del año es el ojo seco, producido por una disminución de la función de las glándulas lacrimales, generándose una producción de lágrimas menor de la normal, o, simplemente, lágrimas de mala calidad.
Es muy cierto; lo vemos a veces.
OFTALMÓLOGO ESTEPONA

miércoles, 15 de febrero de 2017

ROBÓTICA


Fabrican un robot quirúrgico utilizado para resolver la oclusión de una vena retiniana.
El procedimiento proporciona pruebas de que es técnicamente posible disolver con seguridad un trombo de la vena retiniana con soporte robótico.


En un primer mundo en oftalmología, los cirujanos de los Hospitales Universitarios de Leuven (UHL, Belgica) están informando que se han convertido en los primeros en utilizar un innovador robot quirúrgico para operar en un paciente con oclusión de vena retiniana.
Un equipo de University Hospitals Leuven y KU Leuven han estado estudiando la “canulación” de la vena retiniana (RVC), que elimina la causa de la oclusión de la vena retiniana, mediante la eliminación del coágulo . Aunque RVC ha mostrado ser prometedora, el procedimiento requiere una precisión significativa. Para mejorar la precisión requerida, un equipo de UHL desarrolló una aguja ultrafina, con un punto de menos de 0,03 mm de ancho.


Durante el procedimiento, el oftalmólogo y el robot "co-manipulan el instrumento" con el cirujano guiando la aguja en la vena, mientras que el robot elimina cualquier vibración. Esto, según una declaración, aumenta el nivel de precisión más de 10 veces.

Profesor Peter Stalmans de UHL: "El dispositivo robótico finalmente nos permite tratar la causa de la trombosis en la retina. Espero con ansiedad lo que sigue: si tenemos éxito, literalmente seremos capaces de devolver la vista a los ciegos ". Se informa que el paciente está bien y está a punto de comenzar la rehabilitación.


Nos imaginamos que esta cirugía se realiza en trombosis de poca evolución…días. Es una cirugía de urgencia en toda trombosis de vena central; en otro caso la recuperación no significará de mucha ayuda.


OFTALMÓLOGO ESTEPONA

domingo, 5 de febrero de 2017

OCT GLAUCOMA VIII



Os adjunto algunas OCT del mes, con afectación de fibras nerviosas, y otras de falsos glaucomas.











No nos cansamos; la OCT es básica y necesaria para decidir si hay o no enfermedad. Siguen siendo muchos los que no lo saben, y otros tratados sin razón.

La psicología de la coca cola. A ello.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA






PARKIN


Un gen asociado con la enfermedad de Parkinson de aparición temprana parece actuar contra la formación de cataratas.

Parkin es una proteína interesante. Codificado en humanos por el gen PARK2, está implicado en varios estados patológicos, incluyendo la enfermedad de Parkinson. No obstante, la aparición de las mutaciones de PARK2 en la muerte de las células dopaminérgicas y en los síntomas tempranos de Parkinson no parece clara: parece que desempeña un papel en la degradación de las mitocondrias dañadas por los radicales libres, pero lo que ahora está claro es que la parkin también desempeña un papel central en la lente ... claro.


Intrigado por el papel potencial de la proteína en la opacidad de la lente, los investigadores del Colegio Charles E Schmidt de Medicina de la Florida Atlantic University decidieron profundizar. Realizaron experimentos de cultivo celular en los que se evaluaron células epiteliales de lente (LEC) que expresaban formas normales o mutadas del gen PARK2. Lo que encontraron fue: PARK2 se expresa cuando los LECs están expuestos a insectos ambientales que generan radicales libres causantes de cataratas (en este caso, estrés oxidativo causado por exposición al peróxido de hidrógeno). Parkin elimina las mitocondrias dañadas , y al hacerlo, ayuda a prevenir la formación de radicales libres en los LEC. Esto aumenta la capacidad de los LECs para sobrevivir a la formación de radicales libres, y presumiblemente, el envejecimiento mediado por especies reactivas de oxígeno.


 Un buen trabajo, con poca incidencia clínica, pero muy interesante.
 OFTALMÓLOGO ESTEPONA


viernes, 3 de febrero de 2017

pequeños AVANCES



El hallazgo puede tener importantes implicaciones en oncología y en las enfermedades neurodegenerativas, y del fondo del ojo..

Investigadores del Instituto Tecnológico de Karlsruhe (ITK) (Alemania), han descubierto que las neuronas medulares del pez cebra coordinan el crecimiento de los vasos sanguíneos mediante moléculas que actúan directamente sobre las células nerviosas y no sobre las vasculares, como se creía hasta ahora.


 En una serie de complejos experimentos se constató que el balance entre las moléculas neuronales Vegfaa y sFlt1 restringe la angiogénesis mediada por la interacción entre Vegfaa y Kdrl en la placa neurovascular.

Ferdinand le Noble, científico en el ITK, afirma que, aunque se trata de un estudio de investigación básica, sus resultados arrojan una visión completamente nueva acerca del crecimiento y ramificación del tejido vascular, así como sobre la inhibición de la angiogénesis. La modulación del crecimiento vascular ha estado en el punto de mira de la investigación desde hace décadas, debido a sus potenciales aplicaciones en la reparación del daño cardíaco o cerebral tras un ictus. También en el cáncer la inhibición de la angiogénesis promueve la muerte de las células tumorales. Hasta ahora se creía que los vasos sanguíneos poseía un sistema propio para la regulación de su crecimiento. Y también, en la degeneración macular húmeda, en la maculopatía miópica o en la retinopatía diabética.


Sin embargo, en el seguimiento continuado del desarrollo vascular embrionario en el modelo animal utilizado quedó manifiesto que la producción de sFLt1 en la médula espinal aumenta de manera continuada con la diferenciación de las células nerviosas, lo que desbloquea la inhibición de la angiogénesis.

Estos pequeños avances son los que facilitan las grandes hitos médicos.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA 




miércoles, 1 de febrero de 2017

el OJO y el GOLF

  


Análisis de las causas y resultados de las lesiones oculares asociadas al golf .

El trauma es una importante causa de ceguera y baja visión que puede prevenirse. Entre 1 y 6% de los casos en los servicios de emergencia del mundo involucran el ojo. Un estudio del año 2000 sobre lesiones oculares en el deporte de Escocia halló que de 400 casos admitidos en el hospital por lesiones oculares, 12,5% estaban relacionadas con el deporte.

Otro estudio del Reino Unido halló que 33% de las lesiones oculares estaban relacionadas con el deporte y de estas 4,6% se debían al golf. La proporción de lesiones oculares en el deporte asociadas con el golf oscila entre 1,2% y 4,6%, aunque algunos han informado hasta 7,7%. Otro estudio observó que 13,8% de las enucleaciones asociadas con el deporte eran producto de lesiones en el golf. Aunque los estudios indican que las lesiones oculares en el golf son poco comunes, los resultados visuales son malos.




El presente estudio realizó una revisión sistemática y meta análisis de dichas lesiones, se incluyeron 11 estudios (102 pacientes) y el análisis se focalizó en el mecanismo de la lesión, utilización de protección ocular, resultados visuales y otros factores. Además, se revisaron series de casos de lesiones oculares en el golf.

La búsqueda arrojó como resultado 11 estudios con 102 participantes en total. Los artículos describen lesiones oculares en el golf que se presentaron en determinada institución durante cierto periodo de tiempo. Se analizaron ocho factores: edad, sexo, ubicación y mecanismo de la lesión, uso de protección ocular, lesión resultante, enucleación resultante y cambios en agudeza visual.

No se logró encontrar una norma nacional para el uso de protección ocular adecuada durante la práctica del golf, por lo que la definimos como el uso de lentes de policarbonato utilizados en otros deportes. Todas las lesiones informadas ocurrieron en jugadores sin protección ocular. Deberá analizarse la utilidad de los lentes de policarbonato como protección ocular para determinar su eficacia en lesiones oculares asociadas con el golf.




La proporción de lesiones a globo abierto fueron significativamente menores en personas que no utilizaban lentes que en los que llevaban lentes o lentes de sol. Un estudio recomendó no utilizar lentes comunes durante actividades deportivas por la tendencia a romperse y causar heridas adicionales. Otro estudio, por el contrario concluyó que los lentes aportan “protección sustancial” disminuyendo la severidad de las lesiones.

No existe registro de la agudeza visual previa a las lesiones, por lo que la proporción de lesiones a globo abierto, enucleaciones y mejora de la agudeza visual posterior a la lesión se tomaron como medida de la gravedad de la lesión.

Los ojos no enucleados mejoraron un promedio de >6 líneas luego de tratamiento. 51% de las lesiones oculares en golf resultaron en lesiones a globo abierto y 33% en enucleación. La combinación de mejora significativa de la agudeza visual por un lado y los altos índices de lesiones a globo abierto y enucleación por el otro, subestiman la morbilidad de las lesiones oculares de golf informadas.

Los altos índices de lesiones con palos de golf en niños fueron debido a un mal manejo de los mismos, o por encontrarse parados demasiado cerca.



Las lesiones con pelotas de golf tienen una mayor tendencia a ser a globo abierto y necesitar enucleación, en general los resultados son peores que las lesiones causadas con palos de golf. El mecanismo y las características fueron bien descriptos por Vinger: las pelotas de golf y la cabeza de los palos son lo suficientemente pequeñas para entrar en la órbita ósea, que en vuelo a grandes velocidades y al estar hechas de materiales duros puede trasmitir toda la energía directamente sobre el globo. Un estudio de 80 deportes informó que solo las pistolas de aire comprimido y flechas/dardos causan más enucleaciones que el golf, por encima de hockey, baseball, pesca, sky, etc.

No hubo diferencias significativas entre los porcentajes de lesión a globo abierto (51 vs 41%) y enucleaciones (33 vs. 39%) entre adultos y niños. La única pequeña diferencia es que los niños tiendes a sufrir heridas con el palo y los adultos con la pelota de golf y que los niños se recuperan rápidamente. Tampoco hubo diferencias entre ambos sexos.

Los ojos no enucleados tienen una expectativa de recuperación significativa de la agudeza visual.
El golf ha demostrado causar entre 1,2% y 7,7% de las lesiones oculares relacionadas con el deporte, causando menos lesiones que otros deportes. Sobre la base de lesiones a globo abierto y enucleaciones informadas relacionadas con el golf una gran proporción de las enucleaciones son producto de accidentes de golf.



Algunas medidas podrían reducir la frecuencia y severidad de estas lesiones. Los jugadores que usan lentes o lentes para el sol deberían utilizar lentes de policarbonato, también asegurarse que nadie esté al alcance del palo de golf antes de pegar. Asimismo, se debe instruir cuidadosamente a los niños con respecto al uso del equipamiento de golf y medidas

Las lesiones oculares informadas suceden con menor frecuencia en el golf que en otros deportes, pero pueden tener serios resultados que amenazan la visión. La supervisión de los niños que usan equipo de golf es aconsejable.

Vivimos en una zona propicia a ello. Aún así, no solemos ver tanto trauma.


OFTALMÓLOGO ESTEPONA 


jueves, 26 de enero de 2017

EDEMA y OCT


Se identifican los factores de riesgo para el edema macular cistoide.

Un nuevo estudio ha encontrado que la edad avanzada, la presencia de desprendimiento extenso de retina (DR) o el desprendimiento macular, o el uso de drenaje externo, puede aumentar el riesgo de desarrollar edema macular cistoide (EMC) después de la cirugía escleral. Además, el uso rutinario de la tomografía de coherencia óptica (OCT) puede facilitar la identificación de EMP postoperatori; y cada vez vemos más casos.


"De acuerdo con nuestros hallazgos, cuando se usa SB como tratamiento de primera línea para el desprendimiento primario de retina regmatogénico. Los médicos deben ser conscientes de la posibilidad de desarrollar EMC después de la cirugía en los ancianos y aquellos con DR amplio; y el drenaje externo debe ser usado con precaución en aquellos con otros factores de riesgo ".

P.T. Yeh,MD,  del Colegio de Medicina de la Universidad Nacional de Taiwán, Taipei, revisó los registros de 130 pacientes que se sometieron a SB sin vitrectomía para DRR primario entre febrero de 2009 y octubre de 2013. Los pacientes inscritos estaban entre 15 y 81 años de edad (Media, 45,7 años). Todos los casos recibieron cryopexia durante la cirugía, y 54 ojos (41,5%) fueron sometidos a drenaje externo durante la operación. Todos los pacientes recibieron PTU dentro de las 8 a 12 semanas después de la cirugía y el tiempo promedio de seguimiento fue de 16,9 meses (rango: 6 a 42 meses).


En total, 9 (6,9%) de los 130 ojos desarrollaron EMC después de la SB, lo que fue confirmado por OCT y fundoscopia.

Los autores especulan que los cambios relacionados con la edad en los vasos de la retina pueden contribuir al aumento de la incidencia de EMC en pacientes de edad avanzada. Con respecto a la asociación entre el drenaje externo y el aumento del riesgo de EMC, los autores postulan que las fluctuaciones en la presión intraocular y la hipotonía después del drenaje pueden aumentar el riesgo en los pacientes susceptibles.



Los pacientes fueron excluidos del estudio si tenían DR persistente o recurrente durante el seguimiento o cualquier condición que pudiera haber causado EMC (por ejemplo, uveítis, retinopatía diabética, oclusión de vena retiniana, cirugía de catarata reciente o fotocoagulación panretiniana dentro de los 6 meses anteriores cirugía).

Los autores señalan que la incidencia general de EMC después de la cirugía de SB fue baja en este estudio en comparación con estudios previos y la hipótesis de que esto puede haber sido el resultado de la edad más joven y la menor frecuencia de DR complicada en esta cohorte.

Los autores reconocen que la naturaleza retrospectiva del estudio, así como la falta de un grupo control, fueron limitaciones del estudio.



Además de destacar los posibles factores de riesgo para el desarrollo de EMC, los investigadores "demostraron la utilidad de la OCT en los pacientes después de SB para detectar el desarrollo de CME", y sugieren que debe ser utilizado como parte de la atención de seguimiento de rutina después de toda cirugía de SB.

Estamos en ello. La OCT nos pone en frente de toda situación conflictiva en la mácula.


OFTALMÓLOGO ESTEPONA

domingo, 22 de enero de 2017

INSUFICIENTES CONTROLES


Glaucoma primario de ángulo cerrado

El glaucoma primario de ángulo cerrado es una patología grave responsable de la mitad de los casos de ceguera por glaucoma en el mundo. Se caracteriza por la aproximación aposicional o contacto entre el iris y la malla trabecular. 

Suele desarrollarse en ojos con cámara anterior aplanada, cristalino en posición anterior y ángulo estrecho. El riesgo de glaucoma primario de ángulo cerrado es alto en mujeres, en edad avanzada e hipermétropes y hay mayor prevalencia en Asia. Se están realizando investigaciones para determinar los mecanismos genéticos de la herencia de glaucoma.




Antes de gonioscopía, no están visibles la mayoría de las estructuras del ángulo. La curvatura del iris está arqueada anteriormente. Después de la gonioscopía el iris se aplana y se pueden ver las estructuras del ángulo (de arriba abajo: línea de Schwalbe, malla trabecular no pigmentada y pigmenta, la banda del cuerpo ciliar está apenas visible)

La gonioscopía es el método de diagnóstico más importante. Utilizando una lente de cuatro espejos, el profesional presiona suavemente la cornea central, desplazando el humor acuoso hacia la periferia de la cámara anterior, hundiendo mecánicamente el ángulo y permitiendo una mejor visualización de las estructuras del ángulo.

Existen diversas técnicas para evaluar la profundidad de la cámara anterior mediante lámpara de hendidura para identificar pacientes de riesgo.
La tomografía de coherencia óptica (OCT) proporciona imágenes de alta resolución del segmento anterior. La principal limitación de ella con respecto al glaucoma primario de ángulo cerrado es la imposibilidad de proporcionar información sobre las estructuras posteriores del iris. Esto no permite distinguir el iris plateau, quistes del cuerpo ciliar, tumores ciliares que pueden contribuir a estrechar el ángulo. Sin embargo, la OCT es una técnica no invasiva, menos molesta que la UBM y que no depende tanto de la habilidad del profesional. Los nuevos equipos proporcionan mayor precisión, pero sigue siendo un método de diagnóstico menos confiable que la gonioscopía.




La biomicroscopía ultrasónica (UBM) muestra la posición del cuerpo ciliar y las estructuras anterior y posterior de la raíz del iris. El examen es complicado y depende de la habilidad del técnico y puede causar cierta incomodidad en el paciente.

El tratamiento principal del glaucoma primario de ángulo cerrado se basa en el control de la PIO mientras se monitorean los cambios del ángulo y la cabeza del nervio óptico. Generalmente, esto se logra estudiando la configuración del ángulo mediante intervención láser.

En un principio se intenta el control de la PIO por medio de medicación tópica contra glaucoma. Lo más utilizado son los supresores de humor acuoso, pero también son efectivas las prostaglandinas. Los agentes mióticos, fueron los primeros en ser utilizados y se siguen empleando hoy ya que al contraer el músculo ciliar y el esfínter pupilar, cambia la configuración de la malla trabecular permitiendo un mejor flujo del humor acuoso, además de aliviar el bloqueo pupilar. Los agentes mioticos son especialmente efectivos en el tratamiento del síndrome de iris plateau. El más utilizado es la pilocarpina.

En la actualidad, el tratamiento para comenzar es la iridotomía láser periférica, que alivia el bloqueo pupilar al reducir la diferencia de presión en el iris. Esto permite que el ángulo se abra, el iris se aplana y el cuerpo ciliar se desplaza hacia atrás. Aún se sigue investigando el valor preventivo de dicho tratamiento. En líneas generales, pareciera que la iridotomía altera favorablemente el curso de la patología, muchos ojos (más de la mitad) requieren tratamiento medicinal o quirúrgico. Los mayores beneficios se observan al principio de la patología. La cirugía de cataratas es un factor significativo para que la patología no siga avanzando.




La iridoplastía periférica láser argón aplica puntos de fotocoagulación en el iris periférico, alejando el iris de la malla trabecular y abriendo el ángulo. 

Esta técnica es particularmente efectiva en casos de ángulo cerrado por mecanismos distintos al bloqueo pupilar como iris plateau, glaucoma facomorfico y procesos del segmento posterior. En la actualidad, se considera que esta técnica por sí sola es de uso limitado al ataque agudo, al cierre del ángulo.

La mayoría de los estudios han demostrado que la extracción del cristalino sirve para reducir la PIO y disminuye la necesidad de medicación postoperatoria. Los resultados coinciden en que las mayores ventajas en cuanto a disminución de la PIO la tienen los pacientes con PIO más elevada en línea de base. Este método funciona tanto por sí solo, como aplicado en combinación con otros tratamientos. No queda claro si la facoemulsificación e implante de LIO es efectiva en pacientes con casos leves de glaucoma primario de ángulo cerrado.

La goniosinequiolisis (GSL) con y sin extracción del cristalino, es una técnica quirúrgica para liberar las sinequias anteriores de la superficie trabecular y mejorar el flujo de humor acuoso a través de la malla trabecular. Este tratamiento no es tan efectivo en ojos con cierre del ángulo de mayor duración. Al combinar la GSL con facoemulsificación la visión mejora notablemente y hay un mejor control de la PIO.La extracción del cristalino podría disminuir la posibilidad de recurrencia del cierre del ángulo. Esta cirugía ha sido efectiva en pacientes con bloqueo pupilar e iris plateau que no responden a otros tratamientos.



La trabeculectomía es uno de los principales tratamientos contra glaucoma ya que disminuye la PIO a largo plazo. La trabeculectomía en ángulo cerrado crónico está asociada con riesgo de fallas en la filtración, aplanamiento de la cámara anterior, glaucoma maligno, desprendimiento coroidal, hipema, endoftalmitis y/o progresión de cataratas.

Aunque el glaucoma primario de ángulo cerrado representa solo 26% de los casos de glaucoma, es responsable de la mitad de los casos de ceguera por glaucoma. El mecanismo principal de dicha patología es el bloqueo pupilar, siendo el movimiento del cristalino un factor que contribuye, generalmente debido a la edad, a cambios asociados a las cataratas o cambios en el segmento posterior. El tratamiento comienza con medicación tópica para bajar la PIO, con supresores de humor acuoso y prostaglandinas ( con reparo si hay inflamación ).


Los procedimientos para tratarlo son iridotomía periférica, que puede tener un resultado favorable sobre la progresión de la patología, especialmente en la primera etapa, en etapas más avanzadas requiere seguir con tratamiento medicinal o intervención quirúrgica ya sea trabeculectomía o goniosinequiolisis. En los últimos años la extracción del cristalino se ha convertido en una intervención con buenos resultados para reducir la PIO y las sinequias. Los resultados son comparables a las otras intervenciones quirúrgicas (iridotomía, trabeculectomía y goniosinequiolisis). 




La combinación de goniosinequilisis con extracción de cristalino tiene un mayor impacto sobre la PIO que la goniosinequiolisis por sí sola. La trabeculectomía es efectiva en casos refractarios.

Son pocos, pero cuando lo vemos en la consulta, nos acordamos de los años 70 (España ). Tantas campañas hemos hecho para que sean los menos los glaucomas agudos, pero siguen apareciendo; y es francamente alarmante ( si no se cogen a tiempo) como se queda el campo y la papila.




Nunca es tarde para seguir insistiendo en esa medicina preventiva, y en esos controles a partir de los 40 años; y estar con mucha precaución cuando nos prescriben relajantes musculares, espasmolíticos  y algún antidepresivo. 

Las tomas de tensión, claro que ayudan, pero son insuficientes.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA