Follow by Email

jueves, 23 de marzo de 2017

AIRE LIBRE II


Vivimos como miopes
El ser humano, durante la mayor parte de su historia evolutiva, ha utilizado de manera predominante la visión lejana. La visión cercana se usaba en momentos puntuales, como la alimentación, las relaciones sociales, etc. Raramente se estaba de manera prolongada observando objetos a unos 40 o 50 centímetros. Es nuestro mundo, y así es.

El uso de pantallas de visualización de datos (PVD) se ha convertido en los últimos años en una actividad cotidiana que puede suponer, fundamentalmente en trabajadores de oficinas y en estudiantes, muchas horas de dedicación.



Esto facilita la aparición de molestias oculares, atribuidas por los mismos usuarios al uso del ordenador, así, frases como «el ordenador me da dolor de cabeza», «se me irritan los ojos», etc., se escuchan habitualmente.

Realmente existe un conjunto de síntomas que en ocasiones aparecen asociados al uso de pantallas en el trabajo, y que se conocen como síndrome visual del ordenador (SVO). Los síntomas suelen tener poca importancia, pero son molestos y preocupantes para el usuario. Consisten básicamente en irritación ocular, sensación de cuerpo extraño, quemazón, picor, pesadez de párpados, dolor de cabeza, sensibilidad a la luz, visión borrosa… No es problema de la pantalla en sí, sino del uso que le damos y de la distancia de trabajo. Esta vida nos hace miopes.



Estos síntomas se producen fundamentalmente por dos motivos:
1. Estrés de la acomodación
– La imagen que se origina en una PVD requiere mayor esfuerzo visual para enfocarla adecuadamente, por lo que se sobrecargan los músculos responsables del enfoque visual, que están dentro del globo ocular.
– Por otra parte, durante el trabajo con PVD, el usuario está continuamente alternando la vista desde los documentos y el teclado a la pantalla, que están situados a diferentes distancias y alturas. Esto hace que haya que cambiar continuamente la distancia de enfoque y se efectúe un gran esfuerzo de acomodación tras varias horas de trabajo.
2. Desestabilización de la película lagrimal
La película lagrimal es una fina capa que cubre y protege el ojo, y que en condiciones normales se recompone continuamente mediante la producción de la lágrima unida al reflejo normal del parpadeo. Con el uso continuado del ordenador, la película lagrimal se desestabiliza por:

– La disminución de la frecuencia y amplitud del parpadeo que ocurre en los tipos de trabajo que, como el uso de PVD, requieren atención visual.
– La presencia de diferentes distancias visuales en el entorno de trabajo ojo-ordenador-teclado-papel que alteran la abertura de los párpados: la mirada, en la lectura normal, se realiza mirando un poco hacia abajo desde la horizontal, de forma que la abertura del ojo es aproximadamente de 1 cm. Cuando se mira de frente, como en el caso de la PVD, esta abertura aumenta hasta unos 2 cm, incrementándose la superficie de evaporación de la lágrima, y produciéndose una mayor desecación de la superficie ocular. 


Existen factores favorecedores para la aparición de estos síntomas, tales como:

1. Factores medioambientales: se ha puesto de manifiesto que factores físicos como el calor, el bajo grado de humedad, el humo del tabaco, o las corrientes de aire contribuyen a acelerar la evaporación de la lágrima.
2. Factores oculares: el proceso de alteración de la película lagrimal con el uso de PVD ocurre incluso en sujetos sanos, pero es mucho más intenso en aquellas personas que presentan factores oculares predisponentes, tales como ojo seco, o son portadores de lentes de contacto.
3. Factores individuales: las personas que utilizan habitualmente lentes bifocales o gafas de lectura, a veces sufren problemas específicos al trabajar con el ordenador, ya que tienen dificultad para adaptar su visión a la distancia intermedia a la que se encuentra la PVD.
Estados fisiológicos como el embarazo o la menopausia pueden cursar con sequedad ocular.

Por otra parte, existen medicamentos (ansiolíticos, antihistamínicos, antihipertensivos) que pueden producir entre sus efectos secundarios sequedad ocular.

Además, en las mujeres, el uso de maquillaje en el borde del párpado también puede alterar la composición de la película lagrimal.



Para combatir este problema visual, en primer lugar hay que asegurarse de que no tenemos ningún defecto de la vista corregible con gafas. Para ello, es importante acudir periódicamente al oftalmólogo.

Hay una serie de consejos fáciles a tener en cuenta para evitar, en la medida de lo posible, estos problemas:

– La pantalla del ordenador tiene que estar a la misma altura o algo inferior que nuestros ojos.
– La posición en la silla tiene que ser erguida y las piernas deben formar un ángulo de 90º.
– Realizar micropausas, que son paradas de no más de 2 minutos ni menos de 30 segundos, que se harán durante la jornada laboral realizando ejercicios oculares específicos:
– Cada cierto tiempo parpadear conscientemente, de forma lenta y efectuando un barrido ocular completo.
– Practicar ejercicios para relajar la musculatura que interviene en el proceso de acomodación:
– Fijar la vista en el horizonte durante unos segundos.
– Alternar la vista entre un objeto lejano y uno cercano varias veces.
– Con los ojos cerrados, mover varias veces los globos oculares en todos los sentidos.

Las actividades como mirar la pantalla de un ordenador, un teléfono, un juego de video u otro tipo de dispositivos digitales durante largos períodos de tiempo, no causan daños permanentes a los ojos, pero sus ojos pueden sentirse secos y cansados.
De igual manera (aunque no hay estudios a largo plazo), los oculistas dicen que no hay razón para preocuparse de que las películas en 3-D, la televisión o los juegos de video puedan dañar los ojos o el sistema visual. Algunas personas se quejan de tener dolores de cabeza o mareo al ver en 3-D, lo que puede indicar que el espectador tiene un problema con el enfoque o la percepción de profundidad. 


Adicionalmente, las técnicas utilizadas para crear el efecto 3-D pueden confundir o sobrecargar el cerebro, causando un cierto malestar en personas que inclusive tengan una visión normal. Estas molestias se alivian haciendo un descanso durante este tipo de actividades.
  • Normalmente, los seres humanos parpadean unas 18 veces por minuto, pero los estudios demuestran que sólo la mitad del parpadeo sucede durante el uso de un ordenador y otros dispositivos de pantalla digital, bien sea trabajando o jugando.
  • La lectura o escritura por largos períodos de tiempos, u otro tipo de trabajo que requiera mirar de cerca también pueden causar una fatiga visual. 
  • Siéntese a una distancia aproximada de 45 centimetros de la pantalla del ordenador y coloque la pantalla de tal forma que pueda mirarla levemente hacia abajo.
  • Reduzca el brillo de la pantalla iluminando el área de trabajo adecuadamente, y use un filtro para pantallas si es necesario.
  • Escriba una nota que diga "¡Parpadee!" y péguela en la computadora como un recordatorio.
  • Use la regla "20-20-20": cada 20 minutos, eche un vistazo a un objeto que esté a unos 35 metros de distancia, durante unos 20 segundos.
  • Haga uso de lágrimas artificiales para refrescar los ojos cuando los sienta secos. El acido hialurónico le sentará muy bien.
  • Tome descansos regulares en el trabajo que lo mantengan alejado de la computadora, y trate de dormir lo suficiente durante la noche.
La fatiga visual causada por el uso de computadoras puede empeorar debido a:
La privación de sueño. Cuando se duerme menos de lo necesario, los ojos pueden irritarse. Durante el sueño, los ojos descansan durante un período prolongado y se reponen por medio nutrientes. Una irritación de los ojos ya en curso, puede causar una inflamación e infección, especialmente si usted usa lentes de contacto.
  • Si usted debe estar en frente de la computadora para una sesión maratónica de trabajo, tome descansos regulares o siestas cortas, si es posible.
  • Con los ojos cerrados, aplique una compresa de agua tibia sobre ellos.
  • Unos ojos cansados o adoloridos son una señal de que es tiempo de dejar de trabajar y descansar, o dormir.
El uso incorrecto de lentes de contacto. Si usted usa lentes de contacto, es importante usarlos y mantenerlos adecuadamente, especialmente si utiliza computadoras y otros dispositivos de pantalla digital con frecuencia. Esto ayuda a evitar una irritación de los ojos, una inflamación, una infección y otros problemas de visión.
  • Dé un descanso a sus ojos: use sus gafas.
  • No duerma con los lentes de contacto puestas, incluso si son clasificados para uso prolongado.
  • Mantenga siempre buenas prácticas de limpieza.


Os ayudaremos en lo que necesitéis, pero debemos ser conscientes que nuestro esfuerzo visual acarrea signos y síntomas. Hoy, todo médico debe aconsejar usar la vista de lejos: deportes, actividades aire libre, viajes, …


OFTALMÓLOGO ESTEPONA


lunes, 20 de marzo de 2017

GLAUCOMA, biomarcadores



La Fundación de Investigación del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega apuesta por la búsqueda de biomarcadores para detectar el glaucoma

Se calcula que el 50 por ciento de los pacientes que sufren glaucoma en España no está diagnosticado debido a la falta de síntomas hasta bien avanzada la enfermedad. La validación de biomarcadores permitirá identificar posibles dianas terapéuticas de prevención o bloqueo de esta patología para evitar la ceguera.




Los últimos estudios genéticos y farmacogenéticos dibujan un escenario prometedor para el diagnóstico y tratamiento del glaucoma, enfermedad degenerativa provocada por el aumento de la tensión ocular y primera causa de ceguera irreversible en el mundo occidental. El mayor conocimiento de los genes asociados a esta patología ayudará a los oftalmólogos a determinar mejor los riesgos individuales de desarrollar la enfermedad, así como a establecer una terapia personalizada más efectiva e incluso, en los casos de glaucoma de tipo congénito, esta terapia podría mejorar la capacidad visual, mediante el reemplazo o bloqueo de genes implicados.

Entre las distintas líneas de investigación llevadas a cabo por la Unidad de Enfermedades Neurodegenerativas de la Fundación de Investigación del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, destacan varios estudios dedicados al diagnóstico precoz de la enfermedad. Según el doctor González, la investigación se concentra en la búsqueda de biomarcadores proteicos de la enfermedad y el estudio de los genes de riesgo asociados: “La identificación de biomarcadores permitiría distinguir bioquímicamente entre los distintos tipos de glaucoma y estimar la progresión de la enfermedad. Más aún, ayudaría a diagnosticar precozmente a individuos afectados por esta patología y abordar así el tratamiento de la enfermedad en etapas tempranas, reduciendo considerablemente la pérdida de visión que se va produciendo gradualmente en los pacientes glaucomatosos antes de ser diagnosticados”.




La alta incidencia del glaucoma entre la población occidental contrasta con la falta de conciencia social y con el hecho de que más del 50 por ciento de los pacientes que sufren glaucoma en España no está diagnosticado; es importante el diagnóstico para evitar la ceguera: “El desarrollo de la enfermedad se puede ralentizar si se logra detectar a tiempo. Por eso es tan importante realizarse las revisiones y contar con la última tecnología en diagnóstico y tratamiento”.

La falta de diagnóstico se debe, a la falta de síntomas de la enfermedad: “Se trata de una enfermedad silenciosa. Los pacientes pueden ir perdiendo el campo visual progresivamente sin darse cuenta”. Para evitar la ceguera irreversible,   se recomienda realizar una revisión cada año y medio a las personas mayores de 50 años, aquellas que tengan antecedentes familiares, diabetes o alta miopía deben tener más precaución.



El tratamiento más común se centra en fármacos hipotensores, pero en casos necesarios también se acude a terapias con láser, e incluso, la cirugía. Una línea novedosa e interesante, aunque todavía en desarrollo, es la protagonizada por la neuroprotección: “Se trata de fármacos y diversas estrategias terapéuticas que buscan aumentar el bienestar del nervio óptico, a través de la mejoría en su nutrición y perfusión y retrasando los procesos degenerativos propios de la enfermedad. Algunos ejemplos de agentes neuroprotectores podrían ser los antioxidantes, los antiinflamatorios, algunos complejos vitamínicos, y ciertas moléculas que actúan como neurotransmisores”.

El auge de la cirugía mínimamente invasiva en glaucoma: “Se han desarrollado multitud de pequeños dispositivos implantables que ayudan al filtrado del humor acuoso y a la reducción de la presión intraocular y/o del número de colirios, aportando escasa manipulación quirúrgica y un buen perfil de seguridad”. En este sentido, hay que recordar la importancia de otros factores de riesgo relacionados con malos hábitos de vida como el consumo de tabaco, obesidad y falta de ejercicio físico.




Gracias por vuestro trabajo. Aportamos aparte de los colirios hipotensores, algunos antioxidantes del mercado, otros en vías de investigación, la trimetazidina y el ginkgo biloba que son de gran utilidad con algunas mejoras en la OCT.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA

viernes, 17 de marzo de 2017

MOVILES y CEGUERA

  
¿La ceguera transitoria por teléfono inteligente diagnosticada incorrectamente como esclerosis múltiple?

La ceguera transitoria por smartphone o teléfono inteligente es un fenómeno real y puede contribuir a un diagnóstico neurológico incorrecto en la práctica clínica.
Este informe sigue a dos casos comunicados en 2016 por investigadores del Reino Unido en New England Journal of Medicine (NEJM) de mujeres de 22 y 40 años que también tuvieron alteración recurrente de la visión monocular inmediatamente después de utilizar su smartphone en la cama.


Los investigadores actuales señalan que su paciente al principio recibió un diagnóstico falso de esclerosis múltiple (EM) y se le recomendó comenzar un tratamiento modificador de la enfermedad.
"La mala interpretación de los síntomas de ceguera transitoria por teléfono inteligente, sobre todo como un trastorno vascular o inflamatorio, puede dar lugar a investigaciones y tratamientos innecesarios", escribe Saraniya Sathiamoorthi, BS,  Mayo Clínic en Rochester, Minnesota, y el Dr. Dean M. Wingerchuk, Clínica Mayo en Scottsdale, Arizona.
El Dr. Wingerchuk añadió que con el uso siempre creciente de smartphones, es probable que aumenten los casos de ceguera transitoria por teléfono inteligente, así que es importante que los médicos pregunten sobre cosas como cuándo y dónde ocurrieron los problemas de la vista.
"Este fenómeno es sin duda inusual. No se sabe si es objeto de infracomunicación de pacientes o infrarreconocimiento por los médicos. Independientemente, si se atiende a un paciente que se queja de ceguera en un ojo, es importante investigar los detalles completos".


"En este caso, claramente son datos clave de la ceguera por el smartphone, el empleo del smartphone, la posición del cuerpo y la cantidad de luz ambiental".
Los síntomas de ceguera transitoria por teléfono inteligente son causados por "niveles de adaptación a la luz temporalmente discrepantes entre las dos retinas", señalan los investigadores.
Informan que su paciente femenino tenía 58 años de edad y, con excepción de sus síntomas de ceguera transitoria por teléfono inteligente, por lo demás estaba sana. Acudió a la clínica después de experimentar dos episodios de ceguera monocular derecha transitoria.
Cada vez, la paciente se había acostado sobre su lado izquierdo en la cama después de despertarse temprano por la mañana, y utilizó su smartphone durante aproximadamente 10 a 15 minutos. No utilizó ninguna otra luz que la proporcionada por el smartphone.
Una vez que la mujer se puso de pie, la visión en su ojo derecho súbitamente se borró durante unos 15 segundos y luego se restableció al cabo de un minuto . Observó que los episodios no produjeron dolor.
"Asimismo, no hubo síntomas neurológicos u ortostáticos acompañantes", y la paciente no tenía antecedentes de migraña, trastornos oftalmológicos o factores de riesgo cardiovascular".
La agudeza visual de la mujer y otras pruebas oftalmológicas fueron negativas y tanto el examen cardiovascular como el neurológico no mostraron nada anormal.


Aunque la resonancia magnética del cerebro demostró algunas lesiones bilaterales de la sustancia blanca cerebral, la resonancia magnética cervical y de la columna (así como el líquido cefalorraquídeo y trastornos metabólicos/inflamatorios) fueron normales. No obstante, un neurólogo estableció el diagnóstico de esclerosis múltiple.
En el seguimiento a seis meses, otra prueba de resonancia magnética del cerebro demostró que no había cambios, y después de demostrar que una angiografía por resonancia magnética de la cabeza y el cuello era normal, finalmente se estableció el diagnóstico de ceguera transitoria por teléfono inteligente.
"Llegamos a la conclusión de que sus lesiones en la sustancia blanca probablemente representaban enfermedad cerebrovascular de vasos pequeños".
"El caso actual confirma ceguera transitoria por teléfono inteligente como un fenómeno fisiológico clínicamente relevante que se debe incluir en el diagnóstico diferencial de la alteración visual monocular transitoria indolora".
El Dr. Wingerchuk añadió que esto también resalta que la mala interpretación de los síntomas "puede conducir a una vía diagnóstica incorrecta".
En el estudio de caso publicado , la paciente de mayor edad había experimentado alteración visual monocular recurrente durante seis meses y cada episodio duró hasta 15 minutos después de despertarse. La mujer más joven tuvo alteración en su ojo derecho durante varios meses.


Después que cada una de ellas refirió sus antecedentes detallados en una clínica neuro-oftálmica, se descubrió que las dos habían mirado sus smartphones mientras estaban acostadas en la cama y que los síntomas sólo aparecieron en el ojo contralateral al lado donde estaban acostadas.
Resulta interesante que la información adicional demostró que la agudeza visual se redujo en dos de los investigadores después que miraron un smartphone a un brazo de distancia mientras estaban en un área oscura. La recuperación ocurrió después de varios minutos.
"Nuestros casos demuestran que la obtención detallada de los antecedentes y una comprensión de la fisiología de la retina pueden tranquilizar tanto al paciente como al médico y evitar ansiedad innecesaria e investigaciones costosas".
El Dr. Wingerchuk resaltó que el nuevo caso resalta 3 de los principales factores vinculados a un diagnóstico incorrecto de esclerosis múltiple:
·         Interpretación incorrecta de los síntomas;
·         Ningún síntoma corroborador con datos de desmielinización del sistema nervioso central (SNC); e
·         Interpretación incorrecta de las anomalías cerebrales inespecíficas en las pruebas de resonancia magnética.
"El diagnóstico de esclerosis múltiple o síndrome clínicamente aislado, requiere al menos un ataque, más hallazgos objetivos equivalentes a los de desmielinización del SNC", señalan los investigadores, añadiendo que los síntomas de sus pacientes al ser  breves e indoloros, "tampoco eran compatibles con una neuritis óptica desmielinizante".


"Fiarse demasiado de los resultados en la resonancia magnética y el anclaje inadecuado son una de las deficiencias heurísticas relevantes a este caso y al diagnóstico incorrecto de esclerosis múltiple en general".
Estamos asombradas de dichos casos; es el principio del… Tened cuidados con los móviles.


OFTALMÓLOGO ESTEPONA

jueves, 9 de marzo de 2017

" CON FONDO "


Los mejores alimentos para unos ojos saludables

Más del 70 por ciento de los encuestados de una encuesta del Programa Nacional de Educación para la Salud Ocular (NEHEP) reveló que la pérdida de su vista tendría el gran impacto en sus actividades cotidianas.

Además, a medida que aumentan las tasas de enfermedades crónicas como la diabetes, junto con el envejecimiento de la población, se espera que las tasas de ceguera y baja visión se dupliquen para afectar a 12,6 millones de estadounidenses y europeos en 2050.

A pesar de su prevalencia e impacto significativo en la calidad de vida, pocos están tomando las medidas necesarias para prevenir las enfermedades oculares y proteger la salud visual en todas las etapas de la vida ... es decir, al comer una dieta saludable.

Los datos recientemente publicados de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades revelaron que el 87 por ciento de los estadounidenses no están cumpliendo con las recomendaciones de ingesta de vegetales; y el 76 por ciento no comen la cantidad recomendada de frutas. Es aplicable también a Europa.


 Los 7 mejores alimentos para la salud ocular son :

1. Verduras verdes
Los carotenoides luteína y zeaxantina se encuentran principalmente en verduras de hoja verde, con la col rizada y la espinaca superando la lista de alimentos ricos en luteína. Otras opciones saludables incluyen la acelga, el brócoli y las coles de Bruselas.

La luteína y la zeaxantina son dos nutrientes importantes para la salud ocular,  ya que ambos se encuentran en altas concentraciones en la mácula, una pequeña zona de retina responsable de la visión central .

Más específicamente, la luteína también se encuentra en su pigmento macular - conocido por ayudar a proteger su visión central y ayuda en la absorción de la luz azul –, comparable a la zeaxantina .

Ambos se han relacionado con un menor riesgo de cataratas y degeneración macular avanzada. Julie Mares, profesora de oftalmología en la Facultad de Medicina y Salud Pública de la Universidad de Wisconsin, nos comentó:
"Son los carotenoides predominantes tanto en el cristalino como en la retina, y específicamente en el área rica en conos de la mácula ... Esa es la parte de la retina que se usa para ver detalles finos, como leer detalles de un biberón o un periódico ...



A la edad de 75 años, la mitad de nosotros tendrá una catarata visualmente significativa o ya habrá sido extraída ... Es la principal causa de mala visión entre las personas de 65 a 74 años.

Hay pruebas fuertes y convincentes de un potencial efecto protector de estos carotenoides ... Son potenciales sustancias nutricionales ... Tienen efectos antioxidantes ".

2. Pimiento naranja y rojo

Según un estudio realizado en 1998 en el British Journal of Ophthalmology, el pimiento naranja tenía la mayor cantidad de zeaxantina de las 33 frutas y verduras probadas. La zeaxantina no puede ser hecha por nuestro cuerpo, por lo que debe obtenerla de su dieta. También hay en la calabaza, guisantes, maíz, algunas algas, naranjas y melocotones.
 3. Yemas de huevo
La yema de huevo es una fuente tanto de luteína como de zeaxantina, junto con grasas y proteínas saludables, y mientras que la cantidad total de carotenoides es menor que en muchas verduras, están en una forma altamente absorbible, casi ideal.

Según una investigación reciente, la adición de un par de huevos a su ensalada también puede aumentar la absorción de carotenoides de toda la comida unas nueve veces. Luego, es un gran complemento para la ensalada de verduras verdes y pimiento.


Tenga en cuenta que al calentar las yemas de huevo (o espinacas), la luteína y la zeaxantina se dañan y no funcionarán tan bien para proteger su visión; Así que cocine sus huevos lo menos posible, tales como escalfados, suaves hervidos o crudos.

4. Salmón y sardinas
Ricos en ácidos grasos omega-3, la grasa omega-3 DHA se concentra en la retina de su ojo. Proporciona apoyo estructural a las membranas celulares que aumentan la salud visual, y protegen la funcionalidad retiniana; y la investigación sugiere que comer más alimentos ricos en estas grasas puede retardar la degeneración macular.

De hecho, aquellas personas con una mayor ingesta de grasas omega-3 basadas en animales tienen un 60 por ciento menos riesgo de degeneración macular avanzada en comparación con los que consumen menos.


Un estudio de 2009 también encontró que aquellos con un mayor consumo de grasas omega-3 tenían un 30 por ciento menos probabilidades de progresar a la forma avanzada de la enfermedad (DMAE húmeda), en un período de 12 años.

Un segundo estudio publicado en 2009 encontró que aquellos con dietas ricas en grasas omega-3, junto con la vitamina C, vitamina E, zinc, luteína y zeaxantina, tenían un menor riesgo de degeneración macular. Además de los salmones, las sardinas y anchoas son otras buenas fuentes de omega-3s de origen animal.

5. Astaxantina
El salmón es una buena fuente de astaxantina, pero es posible que no pueda comer suficiente para obtener resultados clínicos óptimos. La astaxantina es producida sólo por la microalga Haematococcus pluvialis .

Evidencias convincentes sugieren que este potente antioxidante puede estar entre los nutrientes más importantes para la prevención de la ceguera. Es un antioxidante mucho más potente que la luteína y la zeaxantina, y se ha encontrado que tiene beneficios de protección contra una serie de problemas relacionados con los ojos, incluyendo:
Cataratas, degeneración macular relacionada con la edad (ARMD), edema macular cistoide, retinopatía diabética glaucoma, enfermedades oculares inflamatorias (es decir, retinitis, iritis, queratitis y escleritis) y oclusión arterial retiniana.


La astaxantina atraviesa la barrera hematoencefálica y la barrera sangre-retina (beta caroteno y licopeno no), por lo que aporta protección antioxidante y anti-inflamatoria a los ojos.

El Dr. Mark Tso, ahora del Wilmer Eye Institute de la Universidad Johns Hopkins, ha demostrado que la astaxantina atraviesa fácilmente los tejidos del ojo y ejerce sus efectos con seguridad y con más potencia que cualquiera de los otros carotenoides, sin reacciones adversas.

Dependiendo de su situación individual, en situaciones de riesgo macular, es aconsejable tomar un suplemento de astaxantina. Recomiendo comenzar con 4 miligramos (mg) por día. El aceite de krill también contiene grasa omega-3 de origen animal de alta calidad en combinación con astaxantina natural, aunque a niveles más bajos que lo que obtendrá de un suplemento de astaxantina.

6. Grosellas negras
Las grosellas negras contienen algunos de los niveles más altos de antocianinas que se encuentran en la naturaleza - aproximadamente 190-270 miligramos por 100 gramos - que es mucho más que la que se encuentra incluso en arándanos. También son ricos en ácidos grasos esenciales, prestando apoyo adicional a sus propiedades anti-inflamatorias.


Las antocianinas son flavonoides, y los beneficios para la salud de estos antioxidantes son extensos. Como se discutió en un artículo científico de 2004:  "Los aislados de antocianinas y las mezclas ricas en antocianinas de bioflavonoides pueden proporcionar protección contra la escisión del ADN, actividad estrogénica (alterando el desarrollo de síntomas de la enfermedad dependiente de la hormona), inhibición de la enzima, estimulación de la producción de citoquinas (regulando así las respuestas inmunes) Peroxidación, disminución de la permeabilidad capilar y fragilidad, y el fortalecimiento de la membrana ".

Para propósitos medicinales, muchos optan por utilizar aceite de semilla de grosella negra, que está disponible en forma de cápsula.

7. Arándano
El arándano, es otra potencia nutricional para sus ojos. Sus bayas casi negras también contienen grandes cantidades de antocianinas, al igual que la grosella negra (pero al contrario de la grosella negra, los arándanos tienden a ser difíciles de cultivar). El extracto de arándano rico en antocianina tiene un efecto protector sobre la función visual durante la inflamación de ésta.

Además, un estudio en la revista Advances in Gerontology encontró que las ratas con catarata senil temprana y degeneración macular que recibieron 20 mg de extracto de arándano por kilo de peso corporal no sufrieron deterioro de sus lentes y retina, mientras que el 70% del grupo control sufrió degeneración En el estudio:  "Los resultados sugieren que ... la suplementación a largo plazo con extracto de arándano es eficaz en la prevención de la degeneración macular y la catarata".

__La visión sana es tanto un resultado de lo que usted no come como lo que usted hace. Para empezar, altos niveles de insulina y/o exceso de carbohidratos pueden alterar la delicada coreografía que normalmente coordina el alargamiento del globo ocular y el crecimiento de la lente. Es más probable que desarrolle miopía si tiene sobrepeso o si tiene diabetes en la edad adulta, ambas implican niveles elevados de insulina. Usted querrá evitar los azúcares, especialmente la fructosa, tanto como sea posible. Es una simple forma de pensar, pero útil.

La investigación del Dr. Richard Johnson, Jefe de la División de Enfermedad Renal y Hipertensión en la Universidad de Colorado, muestra que consumir 74 gramos o más por día de fructosa (igual a 2,5 bebidas azucaradas) aumenta el riesgo de tener niveles de presión arterial de 160 / 100 mmHg en un 77 por ciento. La presión arterial alta puede causar daño a los minúsculos vasos sanguíneos de la retina, obstruyendo el flujo sanguíneo libre. Una dieta rica en grasas trans también parece contribuir a la degeneración macular al interferir con las grasas omega-3 en su cuerpo. La grasa trans se encuentra en muchos alimentos procesados ​​y productos horneados, incluyendo margarina, manteca, alimentos fritos como papas fritas, pollo frito, donuts, pasteles y galletas.


 Seguir mi plan de nutrición automáticamente reducirá o eliminará el exceso de azúcar y la ingesta de grasa, así como las grasas trans, de su dieta mientras que le ayuda a optimizar sus niveles de insulina. Tal como está, alrededor de la mitad de los estadounidenses están comiendo verduras menos de 1,7 veces al día y las frutas menos de una vez al día. Cambiar este hábito alimenticio, en torno a usar las verduras con cada comida, podría marcar una gran diferencia en su visión futura .

__La luz al aire libre también beneficia su salud ocular. Pasar tiempo al aire libre ofrece exposición a múltiples tipos de luz, incluidos los rayos ultravioleta B (UVB, que conduce a la producción de vitamina D) y la luz brillante visible - dos "nutrientes" adicionales para alimentar su salud visual. Las investigaciones muestran que las personas con miopía tienen niveles sanguíneos más bajos de vitamina D,  que apoya la función del tejido muscular alrededor de la lente en el ojo. Cuando se exponen a la luz exterior, por ejemplo, las células de la retina desencadenan la liberación de dopamina, un neurotransmisor que ralentiza el crecimiento del ojo y tal vez detiene la elongación del ojo durante el desarrollo. La Dra. Regan informó: "La dopamina retiniana se produce normalmente en un ciclo diurno - aumentando durante el día - y le indica al ojo que cambie de visión nocturna a una visión diurna . Los investigadores ahora sospechan que bajo una iluminación débil (típicamente de interior), el ciclo se interrumpe, con consecuencias para el crecimiento de los ojos. "Si nuestro sistema no consigue un ritmo diurno lo suficientemente fuerte, las cosas salen de control", dice [la investigadora Regan] Ashby, de la Universidad de Canberra. "El sistema comienza a ser un poco ruidoso y ruidoso significa que sólo crece de manera irregular".

Un estudio del investigador Ian Morgan de la Universidad Nacional de Australia sugiere que tres horas al día con niveles de luz de menos de 10.000 lux pueden proteger a los niños de miopía. Esta es la cantidad de luz a la que estaría expuesto en un día de verano. Una sala de clase o una oficina de interior, por comparación, proporcionaría solamente cerca de 500 lux. Al igual que muchas facetas de la salud, el mantenimiento de los ojos sanos tiene un enfoque integral, que implica comer bien y prestar atención a otros factores de estilo de vida saludable como pasar tiempo fuera de la luz natural.



No es la primera vez que hablamos de mejorar la dieta y algunas costumbres, para intentar paliar algunas dolencias oculares. La medicina es un arte, y hay que saber aportar consejos y valores “con fondo”, para ayudar a nuestros pacientes a ir desconectando de alguna publicidad barata pero agresiva, respecto a una alimentación sana.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA