Follow by Email

jueves, 24 de mayo de 2018

A UN NIVEL PUNTERO



Nuevas tecnologías de imagen y fármacos revolucionan la oftalmología dedicada a patologías de la retina

Las nuevas tecnologías de la imagen y los nuevos fármacos "han revolucionado" en los últimos tiempos la oftalmología dedicada a las patologías de la retina y el vítreo, y permiten diagnosticar y tratar de manera más precoz las enfermedades.

Así lo destacó el presidente de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), José María Ruiz Moreno, con motivo de la 12ª edición del congreso anual de la sociedad, celebrado en Santander.




En el encuentro se analizaron los avances en el diagnóstico de las enfermedades de retina y vítreo gracias a las nuevas tecnologías de imagen y los nuevos tratamientos farmacológicos, así como las últimas técnicas quirúrgicas para estas patologías.

En total, cerca de 800 oftalmólogos dedicados a las patologías de retina participaron en el congreso, lo que, según Ruiz Moreno, es un éxito para esta edición.

El presidente de la SERV destacó que las enfermedades de retina "son muy importantes en la salud ocular porque, de las cuatro causas principales de ceguera legal, tres son enfermedades de la retina". Se trata de la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), la retinopatía diabética y la miopía magna.




A aunque no hay datos absolutamente fiables, la prevalencia de estas enfermedades es destacable en la población española. Así, apuntó que más de millón de personas tendrían en España DMAE, la miopía magna la podrían padecer "probablemente más de 100.000 personas" y la retinopatía diabética "afecta a un tercio de los pacientes diabéticos".

Ruiz Moreno hizo hincapié en ésta última enfermedad porque "afecta a una población muy importante", ya que en torno al 15% de la población padece diabetes.

Pero subrayó que la oftalmología dedicada a la retina "ha vivido una revolución total", tanto en materia quirúrgica, como en los aspectos farmacológicos y de diagnóstico. Sobre los tratamientos, explicó que los nuevos fármacos que "se introducen en la cavidad vítrea con una inyección" y que "han cambiado completamente el pronóstico de enfermedades que acababan con ceguera como la degeneración macular o la retinopatía diabética".

"Hoy en día, con estos tratamientos, muchas personas mantienen una visión útil toda la vida, lo que quiere decir que nuestros abuelos pueden jugar a las cartas, al dominó o ver la cara de sus nietos".

En cuanto a los avances en el diagnóstico, apuntó que "la imagen tiene una gran importancia" en la especialidad de la retina y el vítreo y las nuevas tecnologías "nos permiten conocer y diagnosticar mucho mejor las enfermedades, de una manera más precoz y, por lo tanto, aplicar los tratamientos antes". La OCT es una muestra de ello, y especialmente la angio OCT.




La oftalmología de hoy en España está a un nivel puntero. Tanto en el aspecto diagnóstico como quirúrgico, el nivel es alto, y con certeza nuestros abuelos pueden estar tranquilos, salvo alguna excepción.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA







jueves, 17 de mayo de 2018

celulas IPs III


El juego de la regeneración
¿Podría estar en el horizonte un tratamiento exitoso para la DMAE seca?
Se conoció la noticia de que dos pacientes con DMAE húmeda grave ganaron visión tras la implantación de un parche de epitelio pigmentario de la retina (EPR) derivado de células madre embrionarias humanas (hESCs) .
Abril de 2018: un equipo colaborativo de USC Roski Eye Institute y otras instituciones en California, EE. UU. publican los resultados del estudio clínico de Fase I que muestra la seguridad y funcionalidad de su implante de RPE con bioingeniería en pacientes con DMAE seca avanzada .


El implante se compone de una monocapa polarizada de RPE sobre un sustrato de parileno ultrafino que está diseñado para imitar la membrana de Bruch. Crédito: USC Roski Eye Institute (a) y Britney O Pennington (b).
"Muchas personas sufren una pérdida de visión severa debido a la DMAE seca avanzada; se estima que casi 3 millones de personas en los Estados Unidos, y casi 4 millones en Europa, sufrirán la enfermedad para 2020 ", dice Amir Kashani, autor principal del artículo asociado .
Como actualmente no existe tratamiento, el grupo se inspiró para desarrollar un abordaje para tratar la atrofia geográfica (AG), una de las principales causas de pérdida de visión en la DMAE seca. Su implante, denominado Proyecto de California para curar la ceguera-Epitelio pigmentario de la retina 1 (CPCB-RPE1), comprende una monocapa polarizada de RPE derivado de hESC en un sustrato de parileno . Después de la implantación subretinal en el área de GA en cuatro pacientes, CPCB-RPE1 mostró una integración estable con el tejido retiniano suprayacente, y no hubo problemas de seguridad informados (seguimiento medio, 260 días). Tres de los cuatro pacientes mantuvieron la visión durante todo el seguimiento; un paciente mantuvo una ganancia de 17 letras desde el día 60 y dos pacientes mostraron una mejor fijación.


Kashani dice que su trabajo tiene el potencial de abordar una gran necesidad médica no cubierta: el tratamiento de la DMAE seca avanzada. "Ser capaz de prevenir o revertir la pérdida de visión en esta población tendría un importante beneficio para la salud pública y mejoraría la vida de millones", dice. ¿Que sigue? "Estos resultados son muy alentadores y planeamos terminar la inscripción de aproximadamente 20 pacientes para demostrar completamente la seguridad del implante, así como comprender mejor su eficacia potencial", dice Kashani. "Esto nos ayudará a planificar el próximo ensayo en una cohorte de pacientes más grande". ¿Podría estar en el horizonte una nueva generación de tratamientos de DMAE?
Intentarán usar células IPs, y no embrionarias, para estas mejoras?. Después de casi 30 años de investigación en este campo, y con mejores resultados y sin teratogenicidad usando células del adulto, volveremos a los inicios ? Esperemos mejores resultados y sentido común.
OFTALMÓLOGO ESTEPONA

martes, 15 de mayo de 2018

ESPERANZAS




Tratamiento tópico para DME tolerado en el primer ensayo en humanos

 Los objetivos de seguridad y tolerabilidad se cumplieron en un estudio de primera fase en humanos de fase 1/2 de SF0166 tópico, una solución oftálmica tópica candidata para el tratamiento del edema macular diabético.

"La seguridad y la tolerabilidad fueron excelentes y no hubo evidencia de toxicidad corneal", dijo D. Scott Edwards, PhD, en la reunión de la Asociación para la Investigación en Visión y Oftalmología.




Edwards presentó datos de un estudio aleatorizado, doble ciego y multicéntrico de 40 pacientes con DME aleatorizado 1: 1 en dos brazos para recibir 1,25 mg o 2,5 mg de SF0166 (SciFluor) dos veces al día durante 28 días para ambos grupos. SF0166 es un inhibidor de molécula pequeña de la integrina αvβ3, un receptor de la superficie de la célula endotelial que modula la respuesta celular al VEGF.

Los pacientes fueron evaluados en cinco visitas: inicio del tratamiento, día 14, final del tratamiento el día 28, una visita de seguimiento provisional y una visita de fin de estudio. En cada visita, se registraron los eventos adversos, se midió el grosor de la retina por OCT, se registró la agudeza visual, se midió la PIO y se realizaron exámenes con lámpara de hendidura y fundus.

"Es importante destacar que no hubo eventos adversos graves relacionados con el medicamento", dijo Edwards, y agregó que hubo seis eventos adversos no oculares no relacionados con las drogas, todos relacionados típicamente con pacientes con diabetes.



Se informaron siete eventos adversos oculares, pero estos fueron leves y solo uno posiblemente se relacionó con el tratamiento. "Además, buscamos evidencia de cambios biológicos en los parámetros de OCT".

La actividad biológica se observó como una disminución en el espesor de la retina central como se ve en la OCT de dominio espectral. Sin embargo, los cambios en la agudeza visual no se correlacionaron con esos cambios.

Junto a ello , los investigadores en el Wilmer Eye Institute de Johns Hopkins University School of Medicine en Maryland han completado un ensayo clínico multicéntrico humanos para el tratamiento del edema macular diabético con mecamilamina, un medicamento tópico desarrollado por la empresa de biotecnología CoMentis, Inc. Los fondos para el estudio fue proporcionado por la Juvenile Diabetes Research Foundation (JDRF) a través de su programa para el desarrollo de nuevos fármacos.




La seguridad y las primeras señales del efecto del tratamiento derivados de este estudio pueden crear un fuerte interés en el desarrollo de múltiples opciones de tratamiento que son asequibles y pueden ser auto-administrada, ayudando a aliviar la carga de la prestación de asistencia sanitaria y el cumplimiento.

Esperemos en unos años estas mejoras, pues venimos observando que las inyecciones intravitreas no son un futuro prometedor.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA


sábado, 12 de mayo de 2018

MAL EMPEZAMOS





  

El implante de retina basado en células madre muestra resultados prometedores para la DMAE seca avanzada
El estudio de fase 1 / 2a mostró que el implante fue bien tolerado en pacientes y también mostró una eficacia temprana.

El primer implante de retina retiniano basado en células madre para pacientes con degeneración macular avanzada relacionada con la edad seca fue bien tolerado y mostró una eficacia temprana prometedora en un estudio de fase 1 / 2a.

Los investigadores evaluaron el uso de células madre embrionarias humanas implantadas en pacientes con DMAE seca avanzada. El estudio evaluó la seguridad primaria del tratamiento y observó cualquier restauración de la visión o prevención de la pérdida de la visión en una cohorte de pacientes, autor principal Amir H. Kashani, MD, PhD, profesor asistente de oftalmología clínica en la Keck School of Medicine de la USC, dijo a Healio.com/OSN.

"La idea del estudio es que podemos usar células madre embrionarias humanas que se diferencian en células maduras de RPE (epitelio pigmentario de la retina) y para reemplazar el área de pérdida de RPE en la atrofia geográfica. Al hacer eso, presumiblemente podemos restaurar algo de visión o prevenir una mayor pérdida de visión. Las dos cosas únicas del estudio son que estamos reemplazando las células del RPE como una sola hoja y en el área de la pérdida real del RPE "




Un implante retiniano basado en células madre para pacientes con degeneración macular avanzada relacionada con la edad seca fue bien tolerado en un estudio de fase 1 / 2a.
Los pacientes fueron seguidos por hasta 1 año en este estudio inicial, dijo Kashani.

No se informaron eventos adversos graves relacionados con el implante o la cirugía en el mismo día. El tratamiento fue bien tolerado por los pacientes de la cohorte y el implante se integró con el tejido retinal de los pacientes, dijo.

De los primeros cinco sujetos en la cohorte, uno experimentó una mejora de 17 letras en la agudeza visual en el día 60 después del implante. La mejora se mantuvo hasta el día 120, según los datos del estudio.

Dos pacientes experimentaron mejoras en la función visual y pudieron fijarse visualmente en una ubicación específica, lo que indica una función mejorada de la retina, dijo Kashani.

Los resultados del estudio fueron alentadores, considerando que los pacientes reclutados tenían enfermedad crónica. Esto fue principalmente un estudio de seguridad, por lo que los investigadores no esperaban necesariamente grandes mejoras en la función visual, dijo Kashani.

"Nos estamos centrando en terminar esta prueba y hacer una evaluación exhaustiva de la eficacia y seguridad preliminares. El próximo objetivo inmediato es ese estudio de fase 2, que probablemente será un estudio longitudinal que compara los sujetos de implantación con un estándar de atención, que no es tratamiento en este momento en otros pacientes, para ver si realmente previene la pérdida de visión o restaura la visión en los pacientes Eso será muy importante para nosotros para poder evaluar cuándo funciona, cómo funciona e incluso por qué funciona ".

Fallan las primeras piedras. Un embrión no es sujeto para el dicho dilema. Esto no es investigación, fallan las premisas ciertas. El tiempo nos dirá.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA




jueves, 10 de mayo de 2018

BUENOS HÁBITOS en cirugía


Siete hábitos de los cirujanos de cataratas refractivos con un gran éxito
Con estos hábitos preoperatorios e intraoperatorios, los cirujanos pueden garantizar resultados postoperatorios que satisfagan a los pacientes.
A veces es tentador para los cirujanos de cataratas participar en debates sobre el valor de la tecnología A frente a la tecnología B o, a la inversa, pensar que no hay nada más importante que manos expertas en cirugía. La realidad es que muchos factores entran en tener resultados exitosos, y nos corresponde a nosotros dominar cada uno de ellos. Aquí hay siete buenos hábitos que los cirujanos pueden desarrollar para garantizar el éxito en una práctica de cirugía de cataratas refractiva.


1. Aconseje a los pacientes de manera efectiva
La conversión exitosa y la educación de los pacientes requiere un enfoque de equipo. En mi práctica, los pacientes escuchan sobre sus opciones de cirugía de cataratas en múltiples puntos de contacto, desde la recepcionista que responde a su llamada telefónica al técnico, cirujano y consejero del paciente. Cuanto más sepa el paciente antes de hablar con ellos, mejor será para mi tiempo.
Usamos en términos comunes para compartir con los pacientes los beneficios de estilo de vida de las nuevas lentes y otras tecnologías. Al mismo tiempo, tengo cuidado de establecer expectativas realistas y ser transparente con los pacientes sobre los efectos secundarios y las complicaciones, la posible necesidad de usar o mejorar las gafas y el costo del procedimiento. Es particularmente importante asegurarse de que entiendan qué van a obtener, y qué van a renunciar, con el procedimiento planificado. Un miope bajo que está acostumbrado a quitarse los anteojos para leer, por ejemplo, no estará contento con una corrección de distancia plana si no le has enseñado a fondo lo que puede esperar.


2. Invierta en biometría precisa

Todos hemos escuchado el dicho "basura adentro, basura afuera". Lograr el resultado refractivo deseado depende en gran medida de la biometría precisa y otras medidas preoperatorias para que podamos poner buenos datos (no basura) en nuestras fórmulas de cálculo de la potencia de la LIO. Creo que vale la pena invertir en tecnologías avanzadas de diagnóstico y luego aprovechar el tiempo para aprovechar al máximo estas tecnologías en nuestros exámenes preoperatorios.
Por ejemplo, evaluamos el astigmatismo de múltiples maneras. Preoperatoriamente, hacemos un OPD-Scan  y obtenemos queratometría de IOLMaster (Zeiss) o Lenstar (Haag-Streit). Para el astigmatismo significativo y los casos de cirugía refractiva previa, también quiero ver la topografía corneal con el Atlas (Zeiss) . Hasta hace poco, utilicé la preponderancia de la evidencia para guiar los planes quirúrgicos. Si una prueba en particular fue un valor atípico, no se le dio mucho énfasis. Ahora pongo más énfasis en las mediciones intraoperatorias.

3. Determine la mejor potencia de IOL posible

Es importante utilizar los métodos más recientes para el cálculo de la potencia de la LIO, como las fórmulas Holladay 2 y Hill-RBF, y garantizar que tengamos en cuenta el astigmatismo corneal posterior y el astigmatismo inducido quirúrgicamente al planificar una LIO tórica. Incluso con toda la tecnología de diagnóstico que utilizamos en el frente, también me gusta usar la aberrometría intraoperatoria (ORA, Alcon) para confirmar la elección de mi lente y la corrección del astigmatismo intraoperatoriamente . Solíamos llevar a muchos pacientes a la clínica para hacer la refracción inmediatamente después de quitar la lente. Esa refracción se utilizó para ayudar a seleccionar la potencia de la LIO. Desde que obtuvimos un dispositivo ORA, hemos encontrado que ese paso es en gran parte innecesario.



4. Cuide la superficie ocular

La película lagrimal y la superficie ocular son las primeras superficies refractivas en el ojo, y cualquier problema limitará lo que podemos lograr con la cirugía del cristalino. Usando el cuestionario estándar de evaluación del paciente de sequedad ocular (SPEED) y las pruebas de punto de atención para la inflamación de la superficie ocular, determino el riesgo de ojo seco para cada paciente de catarata. A menudo tenemos que explicar esto con cuidado, ya que el "ojo seco" suena loco para muchos pacientes con cataratas que se presentan con epífora. Tienen que ser educados sobre el equilibrio apropiado de lágrimas.
Trato el ojo seco agresivamente con lágrimas artificiales de alta calidad y suplementos de aceite de pescado, y para aquellos con signos de inflamación, un modulador tópico de células T como Xiidra (solución oftálmica Lifitegrast 5%, Shire) o Restasis (emulsión oftálmica de ciclosporina 0.05% , Allergan) . También tengo un umbral bajo para usar lentes de contacto para vendajes o oclusión puntal. Finalmente, es importante elegir medicamentos posoperatorios que sean suaves en la superficie ocular. Las gotas que se queman pueden causar roturas reflejas, y las que contienen conservantes tóxicos pueden dañar la superficie ocular.


5. Protege el ojo

Creo que usar una combinación de esteroides, que generalmente bloquea la inflamación en el camino inflamatorio mediante el bloqueo de la fosfolipasa A2 y un AINE, que disminuye la formación de prostaglandinas al bloquear las enzimas COX, es la mejor manera de reducir el riesgo de inflamación y garantizar recuperación visual rápida. Comienzo el esteroide, ya sea Lotemax gel o difluprednate oftálmico emulsión 0.05% - el día antes de la cirugía y lo continúo durante 3 semanas postoperatorias, extendiéndolo a 8 semanas en ojos de mayor riesgo. Para el AINE, prescribo BromSite (bromfenac 0.075%) durante 3 días antes de la cirugía y de 2 a 12 semanas después de la cirugía, según los factores de riesgo del paciente y el cumplimiento.

Me gusta el hecho de que la molécula de bromfenaco penetra rápidamente en la superficie ocular para llegar a la cámara anterior, pero la formulación DuraSite también es importante. Este vehículo de suministro de fármaco aumenta el tiempo de retención del ingrediente activo en la película lagrimal sobre la superficie ocular al sostener y luego liberar gradualmente el bromfenaco en la película lagrimal. Luego penetra rápidamente en la córnea en su estado activo y trata rápidamente la inflamación. Personalmente, he encontrado que BromSite es efectivo contra el dolor; en realidad, es el único NSAID indicado para la prevención del dolor postoperatorio . También prescribo Besivance (suspensión oftálmica de besifloxacina 0.6%, Bausch + Lomb) dos veces al día o tres veces al día durante 2 días de preoperatorio y durante 10 a 14 días postoperatorios para la prevención de la infección.



6. Realice una cirugía cuidadosa y consistente

Si una complicación como una rotura de cápsula impide que un paciente pueda obtener una lente intraocular de primera calidad, ese paciente se sentirá decepcionado, sin importar qué tan bien maneje la complicación. Es por eso que la consistencia es tan importante. Cada paso en la cirugía de cataratas sirve de base para todo lo que viene después, así que tenga cuidado exquisito en cada paso, desde la obtención de una capsulorrexis continua y de tamaño adecuado hasta la eliminación segura del núcleo, limpieza cortical cuidadosa e inserción y colocación adecuadas de la lente.

7. Administrar el astigmatismo

El astigmatismo simplemente no puede ignorarse cuando hay un objetivo de resultado refractivo. Somos afortunados de tener una amplia gama de opciones para corregir el astigmatismo, desde la colocación cuidadosa de las heridas de entrada a la cirugía incisional láser hasta las LIO tóricas y de profundidad de foco extendida, hasta las incisiones relajantes postoperatorias o la corrección de la visión con láser.  Deseamos tener múltiples herramientas en su cinturón de herramientas, no solo un martillo, ya que cada problema no es un clavo. La mejor solución es aquella que se adapta a las necesidades individuales del paciente .
Proporcionar los mejores resultados para el paciente depende no solo de lo que ocurre en el quirófano sino de muchas decisiones que ocurren mucho antes y después del quirófano. Estos siete hábitos son un buen comienzo en el camino para practicar el éxito.

Estamos de acuerdo en casi todo. Hay que cuidar mejor el preoperatorio.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA

viernes, 4 de mayo de 2018

MEJOR ENTRADA




Su viscosidad es modulable y su capacidad de penetración transcorneal un 300% mayor que la de las formulaciones convencionales.

Investigadores de la Universidad de la Columbia Británica han desarrollado un hidrogel nanoparticulado, basado en ácido hialurónico y metilcelulosa, para mejorar la entrega de fármacos en regiones oculares de difícil acceso. Vikramaditya Yadav, profesor de Ingeniería Biomédica y director del estudio, afirma que, aunque la mayoría de medicaciones dirigidas al tratamiento de neuropatía ópticas son administradas en forma de gotas, su penetración corneal es inferior al 5%.


Incluso cuando el fármaco es absorbido sólo una pequeña proporción alcanza la parte posterior del ojo, una importante limitación en el tratamiento de enfermedades como el glaucoma, en el que es necesario reparar las células dañadas en esa localización para poder normalizar la presión intraocular. En experimento con córneas porcinas se demostró que el ácido canabigerólico, un compuesto que ofrece promesa en el tratamiento de esa patología, fue rápidamente absorbido con esta formulación y alcanzó la parte posterior del ojo.

Yadav indica que unas gotas formuladas con este hidrogel podrían ser aplicadas al paciente antes de dormir, formando una lente sobre el globo ocular y luego disolviéndose durante la noche. Este efecto es posible gracias a las propiedades reológicas del hidrogel, que cambia su viscosidad bajo condiciones que simulan la superficie ocular y el parpadeo.



Una aportación muy digna de apuntar. Gracias.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA

martes, 1 de mayo de 2018

MISMA EFICACIA




La FDA aprueba la jeringa precargada Lucentis 0.3 mg para el edema macular diabético y la retinopatía diabética

Genentech anunció que la FDA aprobó la jeringa precargada (PFS) de 0.3 mg de Lucentis (ranibizumab) como un nuevo método de administración del medicamento para tratar todas las formas de retinopatía diabética. En abril de 2017, Lucentis 0.3 mg se convirtió, y sigue siendo, el primer medicamento aprobado por la FDA para tratar todas las formas de retinopatía diabética en personas con o sin edema macular diabético (DME).

La retinopatía diabética es la causa principal de ceguera entre adultos en edad laboral y afecta a casi 7.7 millones de personas en los EE. UU. Lucentis 0.3 mg es ahora la primera jeringa prellenada con un agente de factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF) aprobado por la FDA para tratar ambos retinopatía diabética y DME.



"La retinopatía diabética es una enfermedad grave que afecta a millones de personas en los EE. UU. Y Europa", dijo en un comunicado de prensa de la compañía Sandra Horning, MD, directora médica y directora de Desarrollo de Producto Global. "La aprobación de hoy de la jeringa precargada Lucentis 0.3 mg refuerza nuestro compromiso de avanzar la terapia para aquellos afectados por esta enfermedad que amenaza la visión".

El Lucentis 0.3 mg PFS, que está hecho de vidrio de borosilicato y se envasa en una bandeja estéril de un solo uso, permite a los médicos eliminar varios pasos en la preparación y el proceso de administración, incluida la desinfección del vial, la colocación de una aguja de filtro y el medicamento del vial utilizando la aguja, retirando la aguja del filtro de la jeringa y reemplazándolo con una aguja de inyección. Con Lucentis PFS, los médicos quitan la tapa de la jeringa, conectan la aguja de inyección a la jeringa y ajustan la dosis antes de la administración.

Se espera que Lucentis 0.3 mg PFS esté disponible en el segundo trimestre de 2018.

El Lucentis 0.5 mg PFS, aprobado por la FDA en octubre de 2016, está indicado para el tratamiento de la degeneración macular neovascular (húmeda) relacionada con la edad (AMD), edema macular posterior a la oclusión venosa retiniana (RVO) y neovascularización coroidea miope (mCNV).




No nos olvidemos que Lucentis, Avastin y Eylea, según últimos resultados, febrero 2018, tienen la misma eficacia para estos problemas de retina.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA



jueves, 26 de abril de 2018

LOS TRES POR IGUAL


  
The Real World Vision, para pacientes con degeneración macular relacionada con la edad tratados con un solo tipo de fármaco anti-VEGF durante 1 año, ha aportado un trabajo concluyente y muy actual.
El objetivo de este estudio es comparar la agudeza visual (AV) del mundo real en pacientes con degeneración macular neovascular relacionada con la edad (nAMD) tratados con monoterapia con un factor de crecimiento endotelial vascular único (VEGF) durante 1 año de la Academia Estadounidense of Ophthalmology (AAO) .
Estudio retrospectivo, no aleatorizado, comparativo. Los pacientes del Registro IRIS con nDMAE que recibieron bevacizumab, ranibizumab o aflibercept, solo, durante 1 año, entre 2013-2016.


Los participantes se dividieron en 3 grupos según el tipo de monoterapia. El análisis multivariante de modelos de covarianza (ANCOVA) se construyó de forma gradual.
El logaritmo del ángulo mínimo de resolución (logMAR) AV a 1 año y el cambio medio en logMAR AV entre el valor inicial y 1 año, se compararon entre los tipos de fármacos.
De 13 859 pacientes, 6723 recibieron bevacizumab, 2749 recibieron ranibizumab y 4387 recibieron aflibercept solo durante 1 año. Se realizaron un total de 84 828 inyecciones. El número promedio de inyecciones (desviación estándar) a 1 año fue mayor en ranibizumab (6,4 [± 2,4]) y aflibercept (6,2 [± 2,4]) en comparación con el grupo de bevacizumab (5,9 [± 2,4]; P <0,0001).

En el modelo ajustado por edad, tanto ranibizumab como aflibercept lograron mejor logMAR AV al año en comparación con bevacizumab (0,50 [± 0,49], 0,49 [± 0,44], 0,55 [± 0,57]; P <0,0001). Sin embargo, esta diferencia no fue significativa después del ajuste multivariable (edad, AV inicial, diabetes, desprendimiento vítreo posterior, número de inyecciones, raza, seguro). No hubo diferencias estadísticas en el cambio logMAR AV promedio, ajustada según la edad o la multivariada (desviación estándar) al año, entre los grupos de tratamiento (-0.048 [0.44] bevacizumab, -0.053 [0.46] ranibizumab, -0.040 [0.39] aflibercept; P = 0,46).
Un mayor porcentaje de pacientes logró una mejora de AV de ≥3 líneas al año en el grupo de bevacizumab (22.7%) en comparación con ranibizumab (20.1%, P = 0.0093) y aflibercept (17.8%; P <0.0001). Sin embargo, después del ajuste multivariante, aflibercept exhibió una mayor log odds de una pérdida de AV ≥3 líneas en comparación con bevacizumab solamente (1.25 log odds ratio; P <0.0016).


Este estudio sugiere que los 3 medicamentos mejoran la AV de manera similar, en 1 año en monoterapia.
Los laboratorios deben asumir ello, y normalizar precios, junto a la más que probable autorización oftálmica para los tres.
OFTALMÓLOGO ESTEPONA

domingo, 22 de abril de 2018

FALTA INTERÉS




  

El éxito de la cirugía de cataratas implica un proceso multifactorial que se basa en numerosos procedimientos de evaluación, planificación y ejecución interconectados.

La historia clínica detenida, los tratamientos que tiene el paciente, como ha sido la evolución de la catarata,… son aspectos clínicos en los que hay que detenerse. La facodinámica, que es el efecto del equipo utilizado para realizar un procedimiento de cataratas en el entorno interno del ojo, debe entenderse a fondo para mantener una cámara anterior estable y minimizar el daño debido al calor producido por la energía ultrasónica durante la facoemulsificación. Algunas veces trabajar con vacios altos y escasa potencia es suficiente.



Las nuevas tecnologías, como la tomografía de coherencia óptica (OCT), que nos una cierta “microscopía tisular” del estado preoperatorio de la papila y mácula,  y el láser de femtosegundo (FS), se pueden aplicar a varios componentes de diagnóstico y de procedimiento de la cirugía.

El astigmatismo ahora puede corregirse durante la cirugía de cataratas, utilizando incisiones relajantes corneales periféricas o implantación de lentes intraoculares tóricas. El cirujano puede seleccionar una gama creciente de lentes intraoculares para lograr los resultados refractivos deseados por el paciente.



En la cirugía refractiva, el láser FS también se usa para corregir el astigmatismo, y se puede emplear para el corte de alta precisión de los colgajos LASIK. Se están investigando nuevas aplicaciones para el láser FS, como el ablandamiento de la lente para mejorar el alojamiento.

Los objetivos educativos de la serie de publicaciones son generalizados y abarcan múltiples facetas de la cirugía de cataratas y la cirugía refractiva. Este tema se centra en la planificación preoperatoria de la cirugía de cataratas, perlas para el diagnóstico y manejo del astigmatismo, técnicas de implantación de lentes intraoculares y procedimientos supracoroidales MIGS.



Con los años nuestra población envejece más, y en nuestra especialidad tenemos más cataratas y un número no despreciable de maculas con menor o mayor degeneración. Necesitamos mejorar los profesionales para que la asistencia sea más completa. Nuestro futuro hospital, es la solución ?. Pienso que no. Hace falta calidad, y sobre todo interés.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA


viernes, 20 de abril de 2018

DIABETES Y CITOQUINA






Un biomarcador ocular predice qué pacientes responden mejor al tratamiento del edema macular diabético

Investigadores del Hospital St. Michael's, Canadá, han encontrado un biomarcador en el humor acuoso que predice qué pacientes responderán mejor a los tratamientos actuales para el edema macular diabético, una de las complicaciones más comunes de la diabetes. El trabajo está dirigido por Rajeev Muni.

El edema macular diabético es la acumulación de líquido en la mácula, lo que provoca que esta se hinche y se espese, y nuble la visión. Se considera la principal causa de pérdida de visión en personas menores de 65 años en Norteamérica.



El tratamiento para el edema macular diabético ha evolucionado dramáticamente en la última década, pero aún requiere una inyección a veces dolorosa en el ojo, en algunos casos una vez al mes. Muni señala que, aunque este tratamiento ha sido un "cambio de juego", preservando e incluso restaurando la visión en personas que de otro modo podrían haber quedado ciegas, algunas personas responden mejor que otras.

En su estudio, tomó muestras de líquido de la cámara anterior, de los ojos de 48 pacientes que luego fueron tratados con una inyección de ranibizumab. Los investigadores descubrieron que había dos moléculas asociadas con quienes respondían mejor a las inyecciones que otras.

El primero, que era algo esperado, eran los bajos niveles de factor de crecimiento endotelial vascular (VEGF), proteína producida en el ojo cuando el flujo sanguíneo es deficiente. Se sabe que el ranibizumab se une al VEGF, reduciendo la cantidad de VEGF en el ojo, lo que significa que hay menos fugas de los vasos sanguíneos y menos acumulación de líquido.



Según Muni, el mayor predictor de quién responderá al tratamiento fueron los altos niveles de una molécula diferente, la citoquina ICAM-1.

"Ahora tenemos un biomarcador novedoso para determinar quién responderá mejor al tratamiento -afirma Muni- La posibilidad de inyecciones continuas en el ojo es desalentadora para los pacientes. El hecho de que ahora podamos medir una proteína en el ojo que nos permita predecir qué pacientes tienen menos probabilidades de responder al tratamiento podría conducir a una medicina más personalizada y menos inyecciones. Esto podría aliviar la carga de tratamiento en los pacientes y el sistema de atención de la salud".



Este investigador explica que su hospital está inscribiendo a personas para una prueba de seguimiento más grande, con el fin de determinar el intervalo óptimo entre los tratamientos de inyección en función de los niveles de estos biomarcadores.

Es interesante, y poco más. Sirve poco para la clínica.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA


jueves, 19 de abril de 2018

GLAUCOMA Y DIABETES



  
Relación entre niveles de glucosa y presión intraocular
Evaluación de la relación entre niveles de glucosa y presión intraocular tanto en pacientes con glucosa alterada en ayunas como en pacientes con diabetes mellitus.

El glaucoma es una de las principales causas de ceguera en el mundo después de las cataratas. La presión intraocular elevada es el principal factor de riesgo de desarrollo de glaucoma, además de otros factores como edad avanzada, raza negra y antecedentes familiares. El principal objetivo del tratamiento contra glaucoma es bajar la presión ocular.



La diabetes puede provocar un aumento de la presión intraocular y progresión de glaucoma. Luego de algunas inconsistencias un meta-análisis reciente de 47 estudios evaluó la relación entre diabetes y glaucoma dando como resultado un incremento del riesgo de glaucoma de 1.48 para los pacientes diabéticos. En 10 de los 47 estudios los pacientes con diabetes presentaron un incremento global de la PIO de 0,18 mmHg. Asimismo, otro estudio mostró la existencia de correlación entre la duración de la diabetes y riesgo de desarrollar glaucoma.

No está claro el mecanismo de asociación entre hiperglucemia y PIO elevada. Un estudio sugirió que podría ser por un aumento de la fibronectina y proliferación celular en la malla trabecular. Otro mecanismo podría ser el exceso de humor acuoso en la cámara anterior provocado por la hiperglucemia. Incluso los niveles de glucosa alterada en ayunas tienen dicho efecto, pero no hay información al respecto.

El primer objetivo del presente estudio fue comparar los niveles de PIO de pacientes con niveles de glucosa normales, con glucosa alterada en ayunas y pacientes diagnosticados con diabetes. En segundo lugar, se evaluó la correlación entre niveles de PIO y de glucosa.



Se analizaron los datos de 18.406 pacientes sometidos a controles anuales de rutina en centro médico para la tercera edad entre 2000 y 2013.

Además de confirmar la conocida asociación entre diabetes y PIO, los resultados del presente estudio agregan nueva información sobre la asociación entre niveles de glucemia alterados por ayuno y PIO, mostrando que estos pacientes también presentan valores de PIO más elevados que las personas con niveles normales de glucosa. Dichos resultados continuaron siendo significativos luego de ajustarlos por factores que pueden afectar la PIO, a saber: edad, índice de masa corporal e hipertensión, lo que indica que la asociación existe de manera independiente.

El presente estudio también proporcionó información importante sobre la naturaleza del efecto del nivel de glucosa sobre la PIO. A niveles más altos de glucosa aumenta la PIO. Luego de un ajuste por edad, masa corporal, hipertensión y presión sanguínea sistólica, la variación directa de la PIO asociada con un incremente de 10mg/dL en la glucosa alterada por ayuno fue de 0,09 mmHg en hombres y 0,11 mmHg en mujeres. Esto demuestra la importancia del control de los niveles de glucosa.



La comparación de pacientes con un nivel de glucosa en suero >200mg/dL con niveles normales mostró una diferencia en la PIO de hasta 2 mmHg. Esto es de especial importancia en pacientes que ya tienen daño glaucomatoso del nervio óptico. Un estricto control de glucosa puede reducir la PIO, con un efecto favorable para controlar  la progresión del glaucoma.

En la mayoría de los estudios, las mujeres diabéticas presentaron una PIO más elevada que los hombres diabéticos. Asimismo  la PIO de la última década es superior a la de la década anterior. Esto puede estar relacionado con la creciente obesidad /síndrome metabólico. En promedio, por cada 10mg/L de aumento de la glucosa en ayunas, la PIO se incrementó 0,06 mmHg en hombres y 0,12mmHg en mujeres, lo que refleja la asociación entre los parámetros.

Una posible explicación a la diferencia entre hombres y mujeres, podría ser que las mujeres diabéticas tienen mayor tendencia a la obesidad que los hombres. Sin embargo, otras diferencias metabólicas pueden ser responsables de la diferencia entre ambos sexos.

Los resultados de este estudio son importantes debido la gran cantidad de participantes que se estudiaron (18.406).



El presente estudio demostró que, al igual que los pacientes con diabetes, los pacientes con glucosa alterada por ayuno también tienen niveles de PIO más que elevados de lo normal. Asimismo, mostramos una correlación directa entre el incremento de la glucosa en ayunas y variaciones en la PIO. Estos resultados destacan que hay otro órgano que se ve afectado por los niveles de glucosa no controlados.

Ya lo venimos observando desde hace unos 10 años. Aun así, un trabajo amplio que lo confirma. Debemos estar más atentos.

OFTALMÓLOGO ESTEPONA